FUNDAÇÃO MALCOLM LOWRY

FUNDAÇÃO MALCOLM LOWRY

Este blogue foi criado com o intuito de unir a comunidade lowryana de todo o mundo, a fim de trocar ideias e informação sobre o autor, promover a organização de conferências, colóquios e outras actividades relacionadas com a promoção da sua obra. Este é o primeiro sítio trilingue feito no México sobre o tema. Cuernavaca, México.


Malcolm Lowry Foundation


This blog was created to comunicate all lowry scholars, fans and enthusiastics from around the world in order to promote the interchange of materials and information about the writer as well as organize events such as lectures, colloquiums and other activities related to the work of the author. Cuernavaca, Mexico.


FONDATION MALCOLM LOWRY

Ce blog a été crée dans le but de rapprocher la communauté lowryenne du monde entier afin de pouvoir échanger des idées et des informations sur l'auteur ainsi que promouvoir et organiser des conférences, colloques et autres activités en relation avec son oeuvre. Cuernavaca, Morelos, Mexique.

domingo, 7 de enero de 2018

Intervallo

En 1951 un estudiante de la Universidad de Columbia (Nueva York), David Markson, se puso en contacto con Malcolm Lowry por carta porque había elegido Bajo el volcán como tema de su tesis. Markson tenía entonces la edad que Lowry tenía cuando se puso en contacto, también por carta, con Conrad Aiken. La situación se repetía y Markson se convirtió en el discípulo literario de Lowry. Entre las muchas cartas que se escribieron es notable la que el propio Lowry tituló: Intervallo, un tratado sobre el oficio de escritor, en cuya segunda parte expone y analiza el tema de la novela que se quemó en el incendio de Dollarton: En lastre hacia el Mar Blanco. En el principio de esa carta, Lowry escribió:

"¿Está el 'Señor' David Markson en casa? ¿Iría a la 'cantina' –la más sucia– que está aquí al lado, donde el 'gringo peón bruto pelado señor'  Lowry está echado, seriamente enfermo? '¿Chocolates? ¿Tequila? ¿Cerveza? ¿Gaseosa? ¿Mezcal?... Buenas tardes, señor'. ¿Cómo va eso viejo? Lo siento, no es que esté echado, seriamente enfermo –ni tampoco que este enfermo por estar echado seriamente–, pues realmente no lo estoy, aunque me resulta difícil y, en el fondo, incluso doloroso, recordar ciertos detalles del argumento de mi 'chingada' novela –por el contrario, me esfuerzo como un condenado por decir la verdad, por muy fantástico que pueda parecer– sino que, en este intervallo, he leído de nuevo tu carta y me he dado cuenta, misericordia, 'hombre', ¡ay!, de que no te he dado las gracias suficientemente y de todo corazón –no te había dicho que tengo corazón– por todo lo que has dicho de un modo tan generoso..."

Dollarton
Columbia Británica
27 de agosto de 1951

 
 
Em 1951, um estudante da Universidade de Columbia (Nova Iorque), David Markson, escreveu a Malcolm Lowry porque tinha escolhido Debaixo do Vulcão como tema da sua tese. Markson tinha então a idade que Lowry tinha quando contactara, também por carta, Conrad Aiken. A situação repetia-se e Markson converteu-se num discípulo literário de Lowry. Entre as muitas cartas que se escreveram, é notável a que o próprio Lowry intitulou «Intervalo», um tratado sobre o ofício do escritor, em cuja segunda parte expõe e analisa o tema do romance que ardeu no incêndio de Dollarton: Rumo ao Mar Branco.
 
No princípio dessa carta, Lowry escreveu:
 
«Está o “Señor” David Markson em casa? Iria à “cantina” – a mais suja – que está aqui ao lado, onde o “gringo peón bruto pelado señor” Lowry está estendido, bastante doente? “Chocolates? Tequila? Cerveza? Gaseosa? Mezcal? Buenas tardes, señor.” Como está esse velho? Lamento, não é que esteja estendido, bastante doente – nem sequer que esteja doente por estar seriamente deitado – pois realmente não o estou, apesar de me ser difícil e, no fundo, até doloroso recordar certos detalhes do meu maldito romance – pelo contrário, até me esforço como um condenado para dizer a verdade, por muito extraordinário que possa parecer –, como também nestei Intervalo li de novo a tua carta e dei-me conta de que, misericórdia, “hombre”, ai, não te agradeci suficientemente e de todo o coração – não te havia dito que tenho coração – por tudo o que disseste de uma forma tão generosa…»
 
Dollarton
Columbia Britânica
27 de Agosto de 1951

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Faro del mundo!

The Farolito! It was a strange place, a place really of the late night and early dawn, which as a rule, like that one other terrible cantina in Oaxaca, did not open till four o’clock in the morning. But today being the holiday for the dead it would not close. At first it had appeared to him tiny. Only after he had grown to know it well had he discovered how far back it ran, that it was really composed of numerous little rooms, each smaller and darker than the last, opening one into another, the last and darkest of all being no larger than a cell. These rooms struck him as spots where diabolical plots must be hatched, atrocious murders planned; here, as when Saturn was in Capricorn, life reached bottom. But here also great wheeling thoughts hovered in the brain; while the potter and the field-labourer alike, early risen, paused a moment in the paling doorway, dreaming... He saw it all now, the enormous drop on one side of the cantina into the barranca that, suggested Kubla Khan: the proprietor, Ramón Diosdado, known as the Elephant, who was reputed to have murdered his wife to cure her neurasthenia, the beggars, hacked by war and covered with sores, one of whom one night after four drinks from the Consul had taken him for the Christ, and falling down on his knees before him, had pinned swiftly under his coatlapel two medallions, joined to a tiny worked bleeding heart like a pin-cushion, portraying the Virgin of Guadalupe...
Under the Volcano, Chapter 7.
 
 














¡El Farolito! Era un lugar extraño, en verdad un lugar para las últimas horas de la noche y las primeras del alba, y que por regla general, como aquella horrible cantina en Oaxaca, no abría sino hasta las cuatro de la madrugada. Pero como hoy era día de los muertos, no cerraría. Al principio le había parecido diminuta. Sólo después, cuando llegó a conocerla bien, logró descubrir cuán extensa era hacia el fondo, y supo que en realidad se componía de numerosos cuartos minúsculos, cada uno más pequeño y oscuro que el anterior y todos comunicados sucesivamente entre sí, y que el último y más oscuro de todos no era mayor que una celda. Antojábansele los cuartos como lugares en los que se urdían diabólicas conspiraciones y donde se tramaban atroces crímenes; aquí, como cuando Saturno se encontraba en Capricornio, la vida descendía hasta el fondo. Pero también aquí grandes pensamientos rotantes cerníanse en el cerebro; mientras el alfarero y el labrador madrugadores, deteníanse un momento, soñando, en la puerta exangüe... Ahora lo veía todo: al lado de la cantina el enorme declive que caía a la ‘barranca’ y evocaba a Kubla Khan; el propietario, Ramón Diosdado, conocido como el Elefante, de quien se rumoreaba que había matado a su esposa para curarla de la neurastenia; los pordioseros destrozados por la guerra y cubiertos de llagas, uno de los cuales, una noche, después de que el Cónsul le pagó cuatro copas, lo tomó por Cristo y, cayendo de rodillas a sus pies le prendió ágilmente con alfileres, en la solapa de su saco, dos medallones unidos a un diminuto corazón labrado que sangraba, semejante a un acerico, con la imagen de la Virgen de Guadalupe...
Bajo el volcán, capítulo VII.

70 - 50 - 15

El Coloquio Malcolm Lowry 2017 celebró 70 años de la publicación de Bajo el volcán, 50,000 mil entradas al blog y 15 años de trabajo de la Fundación Malcolm Lowry.
 
El programa también fue pensado para divulgar la vida y la obra de Lowry a un público no conocedor aunque generoso con los expertos. La presencia de algunos de ellos, fue motivo de regocijo y lugar de encuentro de amigos y compañeros de honorables batallas  literarias.









martes, 7 de noviembre de 2017

Cantina La Estrella


El sismo del 19 de Septiembre de 2017 afectó de tal manera el edificio de La Estrella, que la cantina se ha mantenido cerrada al público. Por esta razón don Beto cocinó en La Casona Spencer y nos sirvió allí la botana tradicional que degustaron y aclamaron los asistentes al Coloquio, acompañándose con cerveza y mezcal y, claro, disfrutando de la fraternidad de la cofradía...








La tumba de los espejos

Comenzamos el Coloquio Malcolm Lowry 2017 con la visita al panteón de La Leona que se encuentra en el poniente de Cuernavaca muy cerca del Salto de San Antón y que Malcolm conocía muy bien según puede verse en su descripción de la tumba de los espejos en Oscuro como la tumba donde yace mi amigo.











Las fotografías son de Dany Hurpin.

viernes, 13 de octubre de 2017

70 años de Bajo el volcán


Coloquio Malcolm Lowry 2017

70 años de Bajo el volcán
50,000 visitas al blog
15 años de la Fundación Malcolm Lowry

13:00hrs - visita a la tumba de los espejos

15:00hrs - comida estilo "La Estrella" en La Casona Spencer

17:00hrs - presentación de la tercera edición de Sobre Lowry
con Nayeli Sánchez, Víctor Gochez, Ángel Cuevas y Dany Hurpin

18:00hrs - La mordida, Alberto Rebollo

19:00hrs - 70 - 50,000 - 15 - comentarios

20:00hrs - lectura de poesía con José Peguero

Jueves 2 de Noviembre de 2017

Museo La Casona Spencer
Hidalgo 22
Colonia Centro
Cuernavaca, Morelos
Entrada libre
Habrá mezcal

martes, 10 de octubre de 2017

La Estrella

La cantina La Estrella se ha vuelto ya un monumento en Cuernavaca. Nosotros, la Fundación Malcolm Lowry, la hemos dado a conocer en nuestro sitio de Internet que difunde notas lowryanas en inglés, francés, portugués y español. Estamos preparando en La Estrella y, desde luego, quedan invitados todos los viejos amigos de este venerable templo de la amistad, la celebración de las más de 50,000 visitas a nuestra página donde, a través de nuestras noticias de Cuernavaca, contamos los avatares que tiene esta ciudad y todo lo relacionado a Bajo el volcán.

Soló nos queda unirnos para salvar de la destrucción a nuestra segunda casa, La Estrella, después del sismo del 19 de Septiembre de 2017.